Fusión musical caribeña de la mano de Gema y Pavel en agradecimiento

Gema y Pavel en concierto
Gema y Pavel en concierto

Por: Vanesa Baerga

Gema y Pavel le han dedicado su más reciente disco compacto a Puerto Rico. Esto, por el cariño que este dúo cubano ha desarrollado por la Isla en sus múltiples visitas y presentaciones, además de las amistades que han cultivado y los proyectos musicales presentes y futuros que aquí han surgido. “Para mí Puerto Rico es una extensión de mi casa. Es como si me hubiera ido y hubiera vuelto a llegar a mi casa, un poco cambiada pero es mi casa,” expresó Pavel. El dúo cubano Gema y Pavel estuvo recientemente en Puerto Rico presentando su nuevo disco “Ofrenda a Borinquen”.

“Ofrenda a Borinquen” es una forma de agradecer todo el amor que los puertorriqueños le han brindado a este dúo, especialmente cuando Gema confrontó una detención del Departamento de Inmigración de Estados Unidos en marzo de 2008 que la obligó a quedarse en la Isla por seis meses bajo libertad condicional por haber tenido la visa de turista vencida. Fue en estos seis meses que Gema y Pavel se adentraron a la escena musical boricua. “Aprendimos a admirar la cultura musical de Puerto Rico”, cuenta Pavel.

Ellos crecieron escuchando música puertorriqueña. Gema Corredera explica que cuando eran niños a Cuba llegaron Lucecita Benítez y Danny Rivera. “Danny particularmente marcó mi vida cuando pequeña, en los principios de los años setenta, y Lucecita con Soy de una raza pura y rebelde. Danny cantaba Yo quiero un pueblo, y tenía una voz y un carisma tan fuerte que me enamoré de él como artista. Luego empezaron a llegar otras canciones puertorriqueñas a Cuba. Yo era niña y como la cantaban orquestas cubanas pensaba que eran cubanas, como “Obsesión” que la cantaba la Orquesta Faz.”

En los años ochenta conoció la salsa puertorriqueña de la mano de Héctor Lavoe y Willie Colón, a través de un novio salsero que tuvo.“Cuba y Puerto Rico tienen cultura de islas. Estamos unidos por un mar y una cultura en común, yo creo que eso define nuestro afrocaribe. Vivimos la alegría que tiene que ver con la cultura del tambor, al igual que la hispanidad y la herencia cultural. Somos gitanos del Caribe,” explica Pavel.

OFRENDA A B FOTOEste dúo emigró a España en los años noventa, a sus 30 años, pero a donde quiera que van reafirman su procedencia. “Nosotros somos caribeños, somos cubanos,” dice Pavel, quien ve una similitud en mestizajes y en una energía común entre los mediterráneos y caribeños. “Es una historia de multiculturalidad bastante cercana. Grandes viajeros que fueron conquistadores llegaron al Caribe y dijeron ‘‘coño, eso es como estar en mi casa.’’ Y toda esa energía fue cocinándose también. Mediterráneo y Caribe son como dos espejos.”

Por esto, en su música la base del flamenco es importante. “Eso es parte de la hispanidad. De alguna manera somos portadores de toda esa herencia, y estando en España hemos profundizado más en eso. Allá estuvieron los árabes 700 años. La base del cajón está ahí,” comenta Pavel. En “Ofrenda a Boriqnuen” la fusión flamenqueada es muy importante. “Madrigal” tiene esta fusión y “Quítate de la vía Perico” es una fusión de fandango y música afrocaribeña.

En este disco han incluido varios temas afropuertorriqueños. A través del músico y profesor Ricardo Pons conocieron al músico y co-fundador del grupo de plena Viento de Agua, Héctor “Tito” Matos, quienes fueron personas claves, entre otras, en la realización de este disco.

Los artistas ofrecen una nueva versión de “Las caras lindas”, de Tite Curet Alonso. “Le dimos importancia a un coro que en la versión original no se le da importancia. Le dimos más importancia a ‘‘somos la melaza que ama.‘‘ En la versión original es a las caras lindas de mi gente negra.” Además, le dieron un giro más allá de la canción original, incluyendo un extracto de la bomba “Landie” y el verso “Cerca del mar una verdad, Loíza, tierra santa, un canto del abuelo cimarrón en libertad.”

La clave para esta versión se las dio Giselle Solís, a quien Pavel le está produciendo su disco, y Cacho Montalvo, quienes la hacían con toques de bomba. “Así fue como nos atrapó el tema. En salsa no lo veíamos mucho. La versión de Maelo es una bomba salsa y la versión de Susana Baca es una onda afroperuana con cajones, pero así nos gustó más,” explica Gema.

En casi todo sus discos hay cánticos yorubas. “Está Oché, que es en yoruba, y está Pataki, una canción que está en el disco Síntomas de Fe. Solo en los discos Desnudos ni en La Fiesta de la Ardilla hay cánticos yoruba, son discos más de trova. A excepción de “Oché”, que es un arreglo sobre una canción tradicional afrocaribeña, todas los demás cánticos son composiciones de Pavel. “Yo me reinventé toda esa onda.”comenta Gema

Sus influencias vienen de la música afrocubana, la música clásica, del jazz, del pop rock de los años setenta, de la trova tradicional cubana, del ‘feeling’, de la trova de Silvio y Pablo, los Beatles, entre otros. “ésta es la música con que crecimos,” dice Gema. Aunque en sus pasos se han encontrado con la música de Brasil, de Portugal, el flamenco, música de áfrica y de Asia, las cuales nutren su propuesta musical.

“Han influido todas las músicas que nos gustan. Ya a estas alturas no hablo de buena o mala música, sino de la música que me gusta y la que no me gusta. Desde el rock hasta la clásica, hasta el hip hop, hasta el reggaetón. Yo no puedo decir que eso es buena o mala música. Hay música que me gusta o que no me gusta,” comenta Pavel.

Ambos se sienten continuadores de la obra de la compositora cubana Marta Valdés. “Somos continuadores de toda la herencia de la música cubana, en una transformación. No hacia adelante, sino hacia algún otro lado, partiendo de todo. En nuestra música se nota que le tenemos un gran respeto,” expresó Gema.

Para Pavel, su música es una continuación no sólo de Valdés, sino también de José Antonio Méndez, César Portillo de la Luz, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Pedro Luis Ferrer, Compay Segundo, la Orquesta de Roberto Fas, Ignacio Piñeiro, y de todos los músicos cubanos con los que creció.

El dúo participó en el Care Fusion Jazz Festival de Nueva York a mediados de junio, luego de su visita a Puerto Rico, y luego de eso regresarían a sus lugares de residencia. Gema vive en Miami y Pavel en Madrid. Ambos tienen proyectos por separado, también. Pavel produciendo el disco de Giselle Solís, cantautora puertorriqueña, y de Virtudes Moreno, cantautora gaditana.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s