La diáspora en la política puertorriqueña

Por: Vanesa Baerga

“Cuando quieren establecer fronteras lo hacen de manera estratégica. Fortuño acaba de firmar una ley para darle fondos al cine de Puerto Rico y atraer más películas de Hollywood. Están invirtiendo millones y, ¿a quién traen para firmar esta ley? A Jennifer López y a Marc Anthony. Reclaman a la diáspora cuando Obama nombró a Sonia Sotomayor. La diáspora funciona para ciertas cosas y no para otras,” explica la Doctora Aparicio. A lo que añade que el reconocer la legitimidad del sujeto en la diáspora es todavía muy difícil en el caso de los puertorriqueños. Sin embargo, enfatiza, que las voces de la diáspora tienen que ser legítimas porque la diáspora sigue involucrada en las luchas políticas puertorriqueñas y en los conflictos de ideología característicos de los puertorriqueños.

A raíz de los recientes señalamientos del comisionado residente, Pedro Pierluisi, cuestionando la puertorriqueñidad del congresista Luis Gutiérrez y su legitimidad para denunciar sucesos antidemocráticos en Puerto Rico, La Voz del Paseo Boricua entrevistó a la Doctora Frances Aparicio, directora del Programa de Estudios Latinos de la Universidad Northwestern, y a la Doctora Maura Toro Morn, profesora del Departamento de Estudios Latinos de la Universidad Estatal de Illinois.

Ambas académicas coincidieron en que la puertorriqueñidad la viven ocho millones de habitantes, cuatro millones en Puerto Rico y cuatro millones fuera de Puerto Rico, pero con estrechos vínculos familiares, sociales y culturales en la Isla, además de un hilo histórico que les une. Los señalamientos planteados por el congresista y por el comisionado residente han provocado unos debates interesantes sobre migración y transmigración del puertorriqueño.

PR_Flag_EHarlemPara la Doctora Toro, Pierluisi tiene tanto derecho, tanta voz y tanto deseo de hacer unos planteamientos políticos como lo tiene Gutiérrez. “El callar a grupos porque vivan en la diáspora no fortalece al diálogo político, además, que separa, hace una línea divisoria. Me parece una perspectiva bien limitada cuando realmente estamos todos en el mismo ámbito político.”
Por su parte, la Doctora Aparicio opina que Gutiérrez es la única persona que estaría dispuesta a denunciar a la administración. “No es cuestión de a quien le toca. Si el gobierno está abusando de su poder hay que denunciarlo. La actual administración es cómplice y agente de esta violencia. Pierluisi no va a denunciar la violencia porque va en contra de sus intereses,” explicó.

La profesora Toro argumentó que la sociedad puertorriqueña es muy diversa y un político no puede pretender representar la voz del pueblo puertorriqueño, tanto en la Isla como en la diáspora, y por lo tanto, un líder no puede ser suficientemente abarcador. “Un líder político que quiera ser la única voz del pueblo puertorriqueño tiene una mentalidad muy estrecha porque la voz del pueblo puertorriqueño no se puede vertir sobre una sola voz política. Me parece un poco arrogante que quiera silenciar la voz de la comunidad puertorriqueña en los EEUU que ha trabajado tanto por el pueblo puertorriqueño, tanto acá como allá. Cualquier persona que represente a Puerto Rico tiene que entender la dinámica de la comunidad en la diáspora”.

Para ambas puertorriqueñas, residentes en Chicago, nuestra nación tiene una frontera política y geográfica que se establece en Puerto Rico y que al salir de la Isla, la nación como elemento ideológico sale con ellos. Esto explica por qué los puertorriqueños en EEUU (ya van por una tercera generación) nunca han dejado de ser puertorriqueños. Coinciden en que la nación no se puede enmarcar en la Isla, sino que, además, vive en la diáspora.

banderas el barrioEntre las denuncias que hizo Gutiérrez en el hemiciclo de la Cámara de Representantes de Estados Unidos el pasado 16 de febrero y 2 de marzo figuran las determinaciones antiéticas y político partidistas del Juez Presidente de la Corte de Distrito del Distrito de Puerto Rico, José A. Fusté, imponiendo una orden de mordaza en un pleito contra el Colegio de Abogados, que llevó al encarcelamiento del Presidente de este Colegio, Osvaldo Toledo, al éste intentar mantener informada a la matrícula del mismo. Gutiérrez, además denunció la complicidad de la administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) en las violaciones a los derechos civiles y humanos por parte de la Policía de Puerto Rico a estudiantes y manifestantes en recientes protestas en la Isla. Las violaciones a estos derechos se han caracterizado por uso de fuerza excesiva, que incluyen patadas, gas pimienta, balas de goma, hostigamiento sexual por parte de los policías, utilizar a la Fuerza de Choque contra manifestantes desarmados, violaciones a la libertad de expresión y de asociación, entre otras.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s