VANESA BAERGA

Con brújula, con tiempo, con agenda

Advertisements
René Pérez
Foto: Alina Luciano

Por: Vanesa Baerga

René Pérez Joglar siempre sintió la necesidad de expresarse. Dice que todos los seres humanos sienten la necesidad de expresarse, aunque él en particular, viniendo de una familia donde se fomentaba la expresión artística, no se le hizo muy difícil canalizarla. Es una persona visual, disfruta y se relaciona con el mundo a través de las imágenes. René también escribía cuentos porque en su casa se fomentaba la expresión y la creatividad. “Yo podía estar colgado en la escuela pero en mi casa escribía. Es que si veías a otros hermanos escribiendo, el otro también quería escribir,” dice René, quien cuenta que salió mejor académicamente cuando llegó a la universidad a estudiar diseño gráfico y bellas artes que en los colegios católicos del área metropolitana en los que estudió.

René completó un bachillerato en artes de la Escuela de Artes Plásticas (EAP) en imagen y diseño, y su maestría en bellas artes del Savannah College of Art and Design en el estado de Georgia, Estados Unidos. Mientras completaba los cursos para su bachillerato y maestría hizo videoinstalaciones y mucho trabajo de cortometraje amateur, especialmente de animación en 3D.

“Mientras estudiaba no me enfoqué en algo en particular. Mezclé diferentes variaciones del arte. Esa misma fusión que hago en el arte la hago en mi música y en mis letras. Se parecen mucho, especialmente a lo que estaba haciendo en Savannah. Allá hacía cosas que provocaba en algunos inquietud, molestia o alegría. Georgia se prestaba para eso porque allá los estudiantes presentaban, por ejemplo, venados tomando agua y yo presentaba algo bien sexual o político. Aunque en mi departamento, el de animación 3D, eso se daba menos porque los estudiantes estaban enfocados en juegos de video. En mi departamento eran unos ‘nerds’ a nivel técnico, pero no a nivel conceptual. Yo era ‘nerd’ a nivel técnico también pero además les llevaba propuestas interesantes a nivel conceptual. Tuve discusiones interminables con profesores, siempre tuve cuatro puntos desde que empecé en la universidad, en la escuela no.”

“Mi música tiene miles de propuestas y está llena de informaciones diversas. Calle 13 es una documentación de lo que acontece día a día en el mundo en forma de música. Es como un documental sobre cómo la gente habla, cómo la gente puede ver las cosas a nivel sexual, político, religioso y social. Somos como juglares porque vamos contando cosas que van pasando y las contamos sin ningún tipo de filtro. No porque sea impactante, sino por ser honestos con ellos. Esto no quiere decir que ser grosero es ser honesto, sino que alguna de las supuestas groserías, que para mí no lo son, son las mismas cosas que la gente dice todo el tiempo. Son las mismas cosas que la gente vive, escucha y se ríe de ellas. En el cine, en el teatro y en los documentales ocurre eso. ¿Y por qué no en la música? ¿Por qué no se puede hacer lo mismo que se hace en el cine, en el teatro o en los documentales en la música? Una película, un documental o una obra de teatro en la que no se toque temas fuertes o temas que quizás la gente no quiere tocar, puede dejar de ser interesante.”

“En algunos países han tenido dudas de palabras en mis canciones, pero son más bien dudas culturales, no he tenido malentendidos mayores. Por ejemplo, en el primer CD, me preguntaban quien era Agüeybana. Igual la gente siempre se concentra en las boberías dentro del mensaje. Yo menciono la palabra culo y se concentraron sólo en esa palabra en vez de escuchar toda la idea. Pero eso solo pasa en países pequeños como Puerto Rico, eso no pasa en Argentina ni en España. En países más grandes entienden la idea perfectamente. Puede ser que como Puerto Rico es más pequeño y está aislado y desconectado de muchas cosas, no se entiende igual, pero por eso no puedo dejar de hacer lo mío y crecer por otros lados.”

Para René, la puertorriqueñidad tiene que ver con la identidad de nosotros los puertorriqueños. “Es algo que es necesario por nuestra condición política y no se puede perder. Nosotros debemos aprender a entenderla desde pequeños y los padres se la deben inculcar a sus hijos. Es bien importante crecer con ella, porque de lo contrario es como crecer sin bandera o no tener una brújula. Mientras que la puertorriqueñidad es el corazón, la latinoamericanidad es la espina dorsal. Es importante establecer esa conexión latinoamericana. Latinoamérica nos va a enriquecer. Somos personas que hablamos el mismo idioma y además ellos conservan muchas cosas a nivel cultural que nosotros perdimos y sería importante para nosotros mantener esa conexión. Mi amor por Latinoamérica se ha intensificado por los viajes que he hecho y la gente que he conocido. Los viajes han sido súper importantes para mí. Cada vez que viajas conoces a la gente, los pueblos, la comida y aprendes mucho.”

René Pérez
Foto: Alina Luciano

“Conocer a Mercedes Sosa y a Rubén Blades, el conocerlos bien,” enfatiza René, “ha sido fundamental para mi crecimiento artístico, ideológico y como ser humano.” En el caso particular de Mercedes Sosa, René no se siente heredero de lo que ella hacía y representaba, porque él también representa otras cosas. “Es otra disciplina y otro ambiente. Puede ser un público parecido, tengo público que van al concierto de nova trova y también van al mío. Pero también tengo público que no van al de nova trova y van al mío a bailar o a brincar y de momento yo les tiro el mensaje. Es otra manera de dar el mensaje, pero sí nos parecemos en el cariño que los dos sentimos hacia Latinoamérica, al igual que Rubén Blades. Quizás tengo un poco de lo que ella podía representar a nivel latinoamericano gracias a ella, pero también represento un montón de cosas que no tienen que ver con Latinoamérica, sino con libertades, libertades de expresión y del ser humano. Y también de lo genuino, una cuestión genuina que no es que ella no la tenía, sino que represento esas cosas claramente por la manera en que me expreso y por la manera en que se dan los conciertos.”

Calle 13 realizó el documental “Sin mapa” desde 2006, que empezaron a viajar con la banda para documentarlos, hasta 2007. En principio, la documentación de sus viajes no era para realizar un documental, pero cuando ya habían recopilado suficiente material se dieron cuenta que era buen material para hacer un documental, así lo empataron con una narración. El material se grabó a la par que Calle 13 viajaba por Perú, Venezuela y Colombia. Tienen pensado un próximo documental sobre las fronteras, la identidad puertorriqueña y latinoamericana. “Va a ser una manera entretenida de contar nuestra realidad. La idea, que es parte de nuestra propuesta musical, es acercar a la gente que no está acostumbrada a recibir mensajes más allá de lo banal. Quiero aprovechar y llegarle a la más gente posible. Por ejemplo, un tema con Shakira me ayuda a acercarme a otra gente que quizás no escucharía el mensaje de Calle 13 por sí solo. Eso es parte de la propuesta de Calle 13. Algunos no entienden que es mucho más difícil caminar por este medio que dirigirme a un público específico. Es fácil decir que solamente voy a colaborar musicalmente con cierto sector y quedarme en una esquina. Es bien difícil porque no tienes un público específico, pero nuestro mensaje se está dando.”

Advertisements