All posts by vanesabaerga

Los medios de información en América Latina y la función de Telesur

imagesPor: Vanesa Baerga

Históricamente los conglomerados mediáticos en América Latina han estado alineados políticamente a la derecha y han participado activamente de los procesos políticos en sus respectivos países. Como ejemplo se encuentran el apoyo recibido por parte de los medios de información a dos golpes de estado en América Latina, el de Chile en 1973 y el frustrado golpe contra Hugo Chávez en 2002.

En el caso de Chile, el periódico El Mercurio fue financiado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, cuando Salvador Allende estaba en el poder, para desprestigiar su gobierno socialista y crear un estado de tensión psicológica más allá de la realidad en los lectores del periódico más leído del país. Su intención era que, a través de sus noticias, la sociedad chilena sintiera que había perdido su tradicional racionalidad y respeto por la ley. Los medios de información son esenciales en asuntos políticos ya que ellos informan, sugieren actitudes a la audiencia, y ayudan a formar una ideología colectiva.

En el caso de Venezuela, los medios privados venezolanos se han convertido en la feroz oposición política del gobierno de Chávez, y los encargados principales de desacreditar a su gobierno y a sus seguidores, a la misma vez que victimizan a la oposición.

El ex–presidente argentino Néstor Kirchner y el presidente uruguayo Tabaré Vázquez se han referido a los medios privados como la oposición política no-elegida.

Control de elite conservadora
Por los pasados treinta años, los medios de información en América Latina han estado monopolizados por una elite conservadora que ha protegido sus propios intereses económicos y corporativos particulares. Durante los 1980’s y los 1990’s, varios gobiernos latinoamericanos introdujeron la privatización junto a medidas políticas conservadoras, pero ahora, las cosas han estado cambiando. Los medios de información privados, que es alrededor del 90% del total de medios, se han posicionado como la oposición política cuando se trata de líderes progresistas. Estos medios y sus reportajes responden a sus intereses ideológicos, los cuales tienen estrechos lazos con políticas norteamericanas. Han penetrado a la audiencia latinoamericana, junto a la incursión de conglomerados mediáticos norteamericanos como Univisión, Telemundo y CNN en Español. En la medida en que gobiernos progresistas han llegado al poder se empieza a cuestionar cómo se podía penetrar el bloqueo mediático para comunicar su visión.

telesur-20061106-112410La voz de América Latina
Alguna vez dijo Fidel Castro, icono antiimperialista, que lo que necesitaba América Latina era su propio medio de información para contrarrestar los reportajes de estos conglomerados. Hugo Chávez puso acción y capital a las palabras de Fidel, y con el apoyo de otros líderes de la región se creó Telesur. La Junta de Miembros de Telesur dice que el canal tiene como propósito brindar una alternativa a la audiencia, y de esta forma fomentar una pluralidad en reportajes. Su surgimiento en la industria de medios en América Latina ha sido recibido con críticas de parte de sus detractores, regocijo de parte de sus seguidores, y escepticismo de parte de otros.

El proyecto de Telesur
Telesur es un canal de noticias 24 horas financiado por gobiernos latinoamericanos progresistas. Tiene como propósito ofrecer otro punto de vista al dominante en los medios de comunicación privados, los cuales son guiados por una línea corporativa y conservadora, como es el caso de Univisión, Telemundo, Televisa, Venevisión, TV Globo, El Mercurio en Chile, y muchos otros.
Telesur surge en un momento políticamente histórico en la región latinoamericana. El proyecto de Telesur nace en julio del 2005, y fue inicialmente apoyado por los gobiernos de Venezuela, Argentina, Cuba y Uruguay. Los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Brasil y Paraguay se unieron después.

Aram Aharonian, director de Telesur, ha dicho que no se está tratando de competir en la misma base con medios hegemónicos o “mainstream”, Telesur provee una alternativa para lo que Aharonian llama la industria hegemónica de comunicaciones que tiene un solo mensaje y una sola forma de pensar. Él dice: “Mientras CNN en Español presenta las últimas tendencias de moda en París, Milán o Nueva York, las últimas noticias de Wall Street, o la próxima película de Hollywood que llegara a los cines, Telesur presenta documentales sobre historia, cultura, arte y movimientos sociales en América Latina, noticias sobre la política regional latinoamericana y películas independientes locales e internacionales”.

El surgimiento de Telesur ha sido parte de una tendencia internacional que se ha dado a principios del siglo 21, de parte de países que se han sentido insatisfechos por la forma en que los medios de información hegemónicos –que promueven, protegen y extienden el sistema capitalista– han tratado asuntos concernientes a sus regiones o países. Algunos de los países que han lanzado estaciones de noticias contrahegemónicas son: Qatar, Rusia, Francia, e Irán, quienes junto a Venezuela, pretenden proveer, de acuerdo a ellos, un mejor entendimiento de sus regiones y de sus políticas. El pionero de todos estos fue al-Jazeera en Qatar.

estudios-de-telesur-01Los medios de información masivos han estado tradicionalmente concentrados en un punto de vista occidental, particularmente anglosajón, al igual que su forma de entender los procesos que ocurren alrededor del mundo. Por lo tanto, estos nuevos medios de información tienen el propósito de explicar desde su perspectiva los asuntos más importantes que ocurren en sus regiones o países. Estos noticieros contra-hegemónicos están respaldados por un alto nivel de profesionalismo y fondos generosos de parte de sus gobiernos. Su propósito es retar los noticieros internacionales.

La creación de noticieros 24 horas siete días a la semana es definitivamente parte del proceso globalizador y es base para la creación de una esfera pública global. Estos canales 24/7 son la última expansión de intereses corporativos llevados a cabo por occidente y son los vehículos para el imperialismo cultural, el cual propaga los flujos de noticias de occidente al resto del mundo. A través de estos canales se propone una ideología, una que no siempre concuerda con la audiencia, en el sentido de que muchas veces lo que se proyecta no se relaciona con la percepción del que recibe la noticia. De esta forma puede ocurrir un conflicto informacional entre el receptor y el emisario. La habilidad de los noticieros satélites de transmitir simultáneamente alrededor del mundo y juntar audiencias durante momentos históricos y noticias de último momento crea el surgimiento de una esfera pública global genuina y establece cimientos cosmopolitas.

Telesur y el resto de los canales contra-hegemónicos cuentan con el profesionalismo y el financiamiento necesarios. Yo diría que tendrían que desligarse de sus gobiernos para adquirir una mayor independencia, pero mientras tanto es un maravilloso desorden comunicacional, como ha dicho Andrés Izarra, presidente de Telesur.

Advertisements