Tag Archives: Decolonization

Cómo se logró sacar a Puerto Rico de la lista de colonias de la ONU

“Estados Unidos tenía mucho poder dentro de la ONU (Organización de Naciones Unidas) para convencer y lograr que alguna gente reconociera el Estado Libre Asociado de Puerto Rico (ELA) como gobierno propio, y se inventó esta cosa (ELA). Y lo logró, pero era un fraude”, plantea Rafael Ruiz Ayala, abogado puertorriqueño y quien ha fungido de asesor en la plataforma del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

Juristas e historiadores puertorriqueños denunciaron y han seguido denunciando repetidamente en las Naciones Unidas que el ELA ha sido un intento de legitimar la colonia en Puerto Rico. Pero aun así, en 1953 el gobierno de Estados Unidos logró que la Asamblea General de Naciones Unidas sacara a Puerto Rico de la lista de colonias.

El abogado, historiador y vicepresidente del Colegio de Abogados de Puerto Rico, Alejandro Torres Rivera, explica que Estados Unidos planteó en la ONU que, con la creación del ELA, Puerto Rico contaba con un avance suficiente en materia de gobierno propio y ya no tendría que cumplir con el mandato del Artículo 75 de la Carta de las Naciones Unidas. Este artículo establece que la potencia colonizadora debe rendir informes anuales a la ONU sobre los avances en términos de descolonización del territorio colonizado. En ese sentido, Estados Unidos dejó de tener la obligación de informarle a las Naciones Unidas sobre Puerto Rico, pues se planteó que había alcanzado un nivel de autogobierno suficiente.

Esto, debido a que la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en respuesta a la ola de luchas anti coloniales en todo el mundo, requería la descolonización de todas las colonias, los pueblos administrados por potencias y los pueblos que aún no hubieran alcanzado su independencia.

Luchas anticoloniales

A raíz del fin de la Segunda Guerra Mundial y con las potencias europeas arruinadas al finalizar la guerra, surgen entre las décadas de 1940 y 1960, las luchas anti coloniales y de independencia en los países africanos y asiáticos. Eso llevó a las Naciones Unidas a crear el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas para acabar con el colonialismo en el mundo.

Luego de Estados Unidos ganar la Segunda Guerra Mundial se encuentra en una posición privilegiada para no tener que hacer lo que hicieron o lo que tuvieron que hacer potencias como Francia e Inglaterra, de descolonizar y permitir la independencia de los países que habían colonizado. En la posguerra, las potencias europeas no tenían la infraestructura ni la capacidad para seguir administrando las colonias, pues aun habiendo ganado, estaban destruidas. Además, las colonias reclamaban su independencia, por lo tanto pudieron lograr la descolonización.

Y es que, aunque Estados Unidos apoyó la descolonización de los países africanos y asiáticos, en 1953 le anuncia al mundo – entre otras cosas, también por presión internacional –  que Puerto Rico había adoptado un nuevo estatuto jurídico que,  aunque no era la independencia, sí le daba al territorio un gobierno autónomo y no colonial.

Ése era el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, tal como se conoce ahora. Sin embargo, tal figura jurídica no existe en el derecho internacional y tampoco existe dentro del marco constitucional del propio gobierno de Estados Unidos, como quedó revelado recientemente a través del caso del Pueblo de Puerto Rico vs. Sánchez Valle. “Estados Unidos estaba en una posición perfecta de poder absoluto, de liderato absoluto, una maquinaria militar muy fuerte”, explica Ruiz Ayala.

Estados Unidos ha mantenido una colonia en el Caribe, pese a que a nivel internacional se entiende la ilegalidad de mantener colonias. Entonces, ¿en qué le ha beneficiado a Estados Unidos mantener a Puerto Rico bajo su jurisdicción?

“Los Estados Unidos entiende que tiene que convertir a toda América Latina en una especie de búnker, lo que ellos llamaban su backyard, su patio trasero. Y dentro de la estrategia militar de los Estados Unidos para el hemisferio occidental, Puerto Rico que de hecho es hasta rectangular, sería como quien dice un portaaviones. Puerto Rico era su portaaviones en el Caribe. Repleto de bases militares, la base naval más importante de Occidente, y desde Puerto Rico se pretendía controlar a América Latina, a través de ese aparato militar. Por lo tanto, para Estados Unidos, la idea de que Puerto Rico fuera independiente era inaceptable,” explica Ruiz Ayala.

No obstante, Puerto Rico, al no tener personalidad jurídica, no cuenta con remedios legales para enfrentar esto. Aunque, el también historiador Torres Rivera ha destacado que el Colegio de Abogados de Puerto Rico sí se ha planteado comparecer ante la Corte Internacional de Justicia.

“En un tribunal tiene que haber partes, Puerto Rico no es una persona jurídica. Puerto Rico es un florero. Un florero no puede ir al tribunal a demandar a Estados Unidos, que es una persona jurídica o una entidad jurídica viviente, soberana. Puerto Rico es una entidad jurídica pero no tiene soberanía para ir a ningún lugar. Además, de que Estados Unidos tendría que estar voluntariamente sometido a la jurisdicción de esa corte,” destaca Ruiz Ayala.

Puerto Rico en la región latinoamericana

Pese a esto, varias organizaciones, en su mayoría independentistas, han participado a través de los años de reuniones regionales o internacionales como invitados especiales.

En muy pocas ocasiones va una delegación oficial de Puerto Rico. Aunque, el pasado junio el gobernador de Puerto Rico, asistió como invitado especial a la 7ma Cumbre de Jefes de Estado y Gobiernos de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) celebrada en La Habana, Cuba, como señal a un posible fortalecimiento de la presencia de Puerto Rico en la región.

Pero, más allá de reuniones regionales, Ruiz Ayala advierte que lo que se puede hacer es presión política.

“La Asamblea General de las Naciones Unidas tiene injerencia y puede pronunciarse. El Comité de Descolonización puede pronunciarse, y se ha pronunciado y debe seguirse pronunciando. Pero esos cuerpos lo que pueden hacer es presión política. Necesaria y bienvenida,” señala Ruiz Ayala. A lo que añade que los países a nivel individual y las instituciones políticas, especialmente las latinoamericanas, pueden y deben hacer esa presión “porque Puerto Rico ha sido y es colonia para servir de portaaviones desde donde invadir y dar los golpes de estado a sus respectivos gobiernos electos. América Latina tiene un interés también de sacar a Estados Unidos de Puerto Rico porque es una base de operaciones menos contra ellos”.

Advertisements